lunes, 27 de agosto de 2012

RADIO FAVELA


RADIO FAVELA: 30 años siendo VOZ de los EMPOBRECIDOS

Grupo Felipe López

Es la historia de una radio que fue creada por un grupo de chicos de las favelas de Belo Horizonte en Brasil, y a pesar de ser perseguida durante más de veinte años, su programación audaz en defensa de los derechos humanos, su lucha por la libertad de expresión y sus iniciativas solidarias han sido las claves de su éxito de audiencia hasta nuestros días.


La radio de la Asociación Cultural de Comunicación Comunitaria Favela FM,  nació en 1981, para atender las necesidades de un barrio muy conocido por sus problemas de seguridad, drogas y miseria. La radio funciona como altavoz para las denuncias de la comunidad, para promover a los grupos artísticos de las favelas y recuperar a esta comunidad. La Villa Nuestra Señora de Fátima  posee apenas un 10% de saneamiento básico, solo un 48% tienen servicio de recogida de basura, y el agua corriente no está disponible para el 70% de la población. Prácticamente no existe pavimentación en las calles, la comunidad sufre constantes amenazas de deslizamiento e inundación en la época de las lluvias y está lejos de tener mínimamente resueltas sus necesidades de urbanización, salud, educación, seguridad... 
En el local de la radio funciona un servicio de refuerzo escolar para los niños del barrio. En los pisos superiores funciona una escuela para adultos. A través de esta radio encuentran a niños desaparecidos, se pide ambulancia para los enfermos, se informa de la situación de los hospitalizados a la familia y se orienta a la población sobre temas vitales. Los habitantes de la favela la sienten como algo propio y se acercan a la emisora para transmitir reivindicaciones o enviar mensajes. Fue concebida en oposición a medios de comunicación de masas que manipulan las mentes y corazones y transmiten la ideología e intereses de las clases dominantes. Existe la preocupación de sus dirigentes en no dejar que la radio sea un instrumento de uso para políticos y aventureros.

TODO EMPEZÓ EN UNA FAVELA
La emisora fue creada por un grupo de cinco jóvenes de entre 16 y 18 años, hicieron  un transmisor alimentado a pilas (no había  energía eléctrica) y un tocadiscos. Se instaló en el barracón de la madre de Misael. Buscaron en una revista de electrónica, cómo se podía hacer un transmisor casero. Juntaron la plata para comprar las piezas y lo montaron con el apoyo de la Iglesia  católica y de la Asociación de los Moradores. La radio empezó a funcionar.
A las 19 h.  una voz entraba: “Esta es la verdadera Voz de Brasil". A esa misma hora, estaba entrando al aire en todas las radios brasileñas el programa oficial y obligatorio del gobierno federal llamado ‘La Voz de Brasil’. En sus inicios, emitía sólo de noche y fines de semana, cuando los funcionarios del ministerio de Telecomunicaciones, que podían desactivarla, no trabajaban. En aquella época, ya se oía la radio en toda la ciudad, la policía llegaba y lo destruía todo a golpes. Fueron cerca de 20 años transmitiendo clandestinamente, a la hora de la Voz de Brasil. Dos de esos chicos están aún hoy en la radio: Misael es el presidente y Nerimar Teixeira, el irector.
La historia de desobediencia civil y la represión policial les dieron visibilidad y fortalecieron Radio Favela. 'Yo estuve  preso siete veces', recordó Misael dos Santos. Fue detenido en septiembre de 1997, cuando casi 800 policías invadieron la 'favela' en dos helicópteros y a caballos, intentando vincular a la radio con el narcotráfico. Todo fue relatado por la prensa sensacionalista, por la televisión y los periódicos. Mientras las autoridades reprimían la transmisión, la sociedad belohorizontina se movilizaba en favor de la emisora. Hubo una campaña muy importante, los artistas pintores salieron a pintar los muros de Belo Horizonte, con murales para divulgar la radio. El coordinador fue el artista plástico Fernando Fiuza, muy famoso en Brasil. En el 2001, hubo un hecho inédito y victorioso para toda la historia de la democratización de la comunicación en Brasil: Radio Favela, logró del Gobierno Federal la autorización para transmitir.  
Dos Santos declara: “La legalización fue buena tan sólo en el sentido de que no sufrimos represalias por su funcionamiento. Sin embargo, la emisora tiene que cumplir una serie de mandatos del Ministerio de las Comunicaciones y de la Anatel que, muchas vece son difíciles de observar. Los transmisores exigidos son muy caros y tienen fecha de caducidad…  Además, en lo tocante a nuestra programación, muchas veces nos alerta de que no podemos decir eso o aquello y que el lenguaje que utilizamos no es el más adecuado”. (…)  “Eso es peligroso. El poder quiere que utilicemos el lenguaje de ellos, pero nuestro lenguaje es distinto. Para dar una idea, la radio tuvo una importante actuación en las últimas elecciones, concientizando a los electores. Treinta y un diputados no fueron reelegidos gracias a ese trabajo de concienciación de la Radio”

UNA RADIO DE LOS EMPOBRECIDOS

Lo primero que sorprende es que  nadie tiene título de periodista, aparte de Misael. Pocos tienen el segundo grado de escolaridad completo y muchos son semianalfabetos, pero no ignorantes. En vez de manuales de periodismo, hay cartillas sobre la promoción social, salud,  racismo, violencia y sobre la Constitución Federal. "La radio es la Internet de los favelados" dice Misael dos Santos.
Una de características más importante en Radio Favela es el lenguaje. La forma de hablar es coloquial, sin formato periodístico y con un lenguaje muy propio que llaman de “favelês, el argot de los cerros" que ellos entienden. Poseen una manera combativa y humorística de decir las cosas.

LUCHA POR LA JUSTICIA SOCIAL

Misinha, hijo de Misael dos Santos, operador en Radio Favela, manifiesta que al final del régimen militar, en 1981, el tráfico de drogas comenzó a dominar las favelas brasileñas, los traficantes se establecen allí y dirigen la vida de la favela. Al estar urbanizado, sin calles y con dificultades de acceso, la policía tiene dificultades para situarse en el lugar, lo que da seguridad a la mafia de la droga. Son muchos los jóvenes adictos en las favelas.
Uno de estos lugares es la Villa “Nossa Senhora de Fátima” en el cerro de la Serra. Allí se encuentran los jóvenes que organizan la resistencia contra la drogadicción. Su misión es difícil: frenar el avance de las drogas en la villa y sacar a la juventud de la marginalidad. Son los jóvenes que fundaron Radio Favela y realizan ese trabajo a través de la emisora. Ser de la comunidad, utilizar su lenguaje y tener la mirada sin prejuicios con los marginados y los usuarios de drogas, representarlos, es el trípode que hizo que Radio Favela lograra la disminución de las drogas y de la violencia en el Cerro. En los años de 1997 y 1998, la ONU les dio el premio “del Día Mundial Sin Drogas”, por su persistencia en el tema. En relación a ese premio de la ONU, Misael dice:  Ellos dan esos premios, para que la gente entre en el juego de ellos. Implantar programas antidrogas en la favela sin cargos no los realiza ninguna ONG’.
La clave está en ser de la comunidad. Eso significa haber crecido al lado de esos muchachos, ver al propio vecino muriendo por el uso de crack, tener amigos presos y conocer sus razones en la propia piel. Misael dos Santos fue quien  convenció a los jóvenes a no drogarse ni cometer actos de violencia. Hoy, él habla poco, quiere dejar espacio para que los jóvenes aprendan. Inspira tanta confianza que muchas veces, es llamado por adictos  para que escuche sus relatos, sobre los sufrimientos causados por la drogadicción. Misael, que vive en la comunidad desde que nació, conoce a todos y va a sus casas, conversa con ellos y con los padres. ‘Todo lo que sé, no me lo enseñó ningún psicólogo. Lo aprendí en el día a día, siempre viví aquí’.
Para no tener una mirada con prejuicios, es necesario compartir la idea de que la verdadera violencia es la violencia social y económica. También los  bancos son traficantes lavando dinero y lucrándose de la droga, dice Misael. Es necesario ponerse en el lugar de quien vive en una favela ‘donde el único brazo del Estado que llega, es el de la policía, que sube a la favela armada de fusiles’ donde pocas las casas tienen el saneamiento básico, donde no existe  estudio, ni deporte. Y todo eso en un mundo de corrupción y de fuerte apego al consumo.
Cierta vez fue asesinado, en Belo Horizonte, un juez de derecho. Lo primero que hizo la policía fue invadir el Cerro da Serra para atrapar algún sospechoso. Días después se descubrió que quién había matado al juez era la propia policía. Entonces, la Radio obligó a los policías militares a subir al cerro, ir hasta la radio y pedir perdón a la población de la comunidad.

LA MUSICA RAP ( RITMO Y POESÍA)

Radio Favela toma  siempre el lenguaje de lo que  ellos llaman  “favelês”. Un elemento que ayuda mucho es el “Rap”, que tiene  Ritmo y Poesía y que fue creado en Jamaica y no en los EE.UU. El “rap” utiliza el lenguaje de los “ghettos” y de las calles, y es la música del “hip hop” que engloba también el graffiti y el “break”. Ha ayudado a denunciar la injusticia social, la corrupción policial y el racismo, así como las pésimas condiciones de vida en la cárcel, disminuyendo la violencia entre los jóvenes.
En los discursos en contra de las drogas y de la violencia, el “Rap” ha sido el elemento que logró conquistar a la comunidad carcelaria. Un limpiabotas de Belo Horizonte, ex presidiario, dirigiéndose a Marcelo, hermano de Misael dos Santos, dice: ‘Estuve seis años preso. Dentro de la cárcel sólo escuchaba Radio Favela. Comenzaba el programa “Uai Rap Sou” y allí nadie podía faltar,‘¡vamos a oír el “Rap” y su mensaje!’ Dile a tu hermano que no sabe cuán importante es Radio Favela en la cárcel. Es la radio que la gente escuchaba. El resto es basura.’
Radio Favela ha conquistado la confianza de los presidiarios e innumerables cartas llegaron desde las prisiones. Pidiendo que se enviasen saludos a familiares, pidiendo canciones (de “Rap”) y la mayoría, denunciando, con detalles, los horrores que ocurrían en las cárceles. Radio Favela afirmaba, una vez más, su noción de ciudadanía, encaminando esas cartas a la Secretaria de Derechos Humanos del Estado y divulgando el número de teléfono para que la población hiciera las denuncias.  
Hoy, la programación de la emisora privilegia al público adolescente. Quién dirige hoy el programa “Uai Rap Sou” es Misinha, hijo de Misael, de 17 años.

LA RADIO: UN CENTRO  CULTURAL  DE LOS EMPOBRECIDOS

Favela FM abre sus puertas también a los niños y a las niñas que ganan espacio para construir un futuro de esperanza. Los fines de semana, la radio es invadida por 50 niños de la favela que se separan en dos salas de clase, para recibir refuerzo escolar, con las hermanas Magna (socióloga) e Évangely Rodrígues (pedagoga). Las dos provienen del suburbio, son oyentes de la radio desde adolescentes y el trabajo lo hacen gratuitamente. La emisora da clases de inglés y también apoya un curso de acceso a la Universidad; algunos alumnos ya superaron con éxito los exámenes.
La única ayuda se logra a través de los micrófonos. Se pide material escolar a las bandas de música que quieren presentar su CD tocando en la emisora: ‘quienes quieran subir aquí a presentar su CD o venir a tocar con la gente solo deben traer un cuaderno’. También pensando en la nueva generación, los domingos es el día del programa “Fala Meninada”, y todos los que participan en las clases suben a la radio para acompañar el programa que rescata historias infantiles. Reciben muchas llamadas, principalmente de abuelas. Misael dos Santos quiere transformar la radio en un centro cultural. Dice Misael que “los niños sufren una política de segregación racial violenta”.
En Brasil, los pobres o los favelados sólo aparecen en los medios, ligados al crimen, a la violencia y a las drogas. Nunca están en los periódicos como protagonistas. “Los pobres sólo pueden hablar en el bar, en la panadería y en la fiesta del vecino; pero esos lugares no les dan visibilidad en el espacio público".
Con el trabajo que Favela FM hizo durante estos 30 años, los vecinos de los cerros  pasaron a existir para el resto de la sociedad desde su propia identidad. De esta forma la favela sale de las páginas policiales hacia las páginas culturales, incluso, de los grandes periódicos del mundo. La emisora hace un intenso ejercicio de concientización. Cuando cayeron las lluvias en Belo Horizonte, en enero de 2003,  muchas chabolas se derrumbaron, más de 300 personas quedaron sin vivienda, y trece murieron. La emisora habló durante 20 horas seguidas, "obligando" a la alcaldía a dar cobijo a todas las familias que habían perdido sus casas. En otra ocasión la prensa internacional (The Wall Street Journal 4/2/99) informó cómo Radio Favela ayudó a la población pobre a enfrentarse a las bruscas variaciones de precios de bienes esenciales, después de la devaluación del real.
La importancia de la Radio Favela FM es mucho más por el carácter revolucionario que asume, que cómo una radio en sí misma. Premiada tres veces por la ONU desde 1997 por su contribución preventiva contra el consumo de drogas y la violencia, su historia fue contada en una película. En el año 2009 Radio Favela FM, recibió el Premio que otorga la ciudad española de Córdoba a la Comunicación.

No hay comentarios:

EXPOSICION VIRTUAL

LIBROS Y EXPOSICIONES SOLIDARIAS