miércoles, 24 de febrero de 2010

Wanda Poltawska: La mejor amiga de Juan Pablo II



Cuando Wanda Poltawska era sólo una adolescente, participó activamente en la resistencia de Polonia contra los nazis. La Gestapo la descubrió y la deportó al campo de concentración de Ravensbruk.

El médico personal de Hitler, el doctor Karl Gebhardt la sometió a terribles experimentos médicos. Aunque la torturaron, no delató a nadie, por lo que fue enviada al campo de concentración femenino de Ravensbrück, en Alemania, donde terminó siendo una de las «cobayas humanas» polacas para los macabros experimentos del doctor Gebhardt, que solían terminar con la muerte de las mujeres.

Wanda sobrevivió cinco años en ese infierno, donde se eliminaba a las trabajadoras enfermas y donde, según recuerda, «dejaban dar a luz a las embarazadas, y después echaban a los niños al fuego. Evitaban los abortos para no perder días de trabajo».
En una entrevista con el diario italiano «La Stampa», la doctora Poltawska, de 88 años, recuerda que conoció al joven sacerdote Karol Wojtyla «en 1950, cuando yo estaba atormentada y destruida. A las cobayas humanas nos llamaban “conejas”. En aquel campo de concentración comprendí que el hombre no es automáticamente imagen de Dios, sino que debe esforzarse por serlo». El vicepárroco de San Florián «fue mi confesor, y me ayudó a salir del dolor atroz del “lager”. Gracias a él dejé de sentirme culpable por haber sobrevivido a aquellas mujeres».


Wanda Poltawska cuenta en su reciente libro de su amistad con Karol Wojtyla, su familia, de Andrzej, su esposo y sus hijos que se convirtieron en la familia adoptiva de Karol Wojtyla. El la llamaba “Dusia” (como su padre). En el prefacio monseñor Jozef Michalik dice que el libro parece un diario espiritual, “un diario del alma”.
Comenta el autor de la nota que en realidad fue el mismo Karol Wojtyla que alentó a Dusia a escribir sus recuerdos, durante un almuerzo en el Vaticano el 14 de noviembre de 1993. Así empezó a escribir y le hizo leer los primeros dos capítulos a su amigo Wojtyla ya Papa.

La autora tambien narra en su libro del infierno en el campo de concentración donde fue recluida por su participación en la resistencia católica. Tenia tan solo 20 años cuando fue arrestada por la Gestapo. Durante su internación en Ravensbrûck fue sometida a crueles experimentos médicos y al regresar a casa decidió estudiar psiquiatría para comprender como se puede llegar a tanto. Sin embargo seguía atormentada y fue así que buscando ayuda entro en un confesionario en Cracovia donde conoció al sacerdote Wojtyla, que entonces era capellán de los estudiantes universitarios de Cracovia; mas tarde junto a su marido se convirtió en una de las principales colaboradoras de Wojtyla. Se ocupó de la pastoral de la familia y tenia una oficina junto a la del futuro Papa. Juntos leían y meditaban y Wojtyla se iba de vacaciones con su familia. Cuando Wojtyla fue nombrado Obispo de Cracovia Wanda le ayudó a fundar el Instituto para la Familia.

Al enfermar Wanda, el futuro Papa le pide al Padre Pío que ore por ella, que imprevista y misteriosamente es curada de su mal, una experiencia conmovedora de aquellos días de 1962, que también cuenta en su diario.

Y también cuenta una anécdota de su partida: “Que nombre escogerás cuando te elijan Papa?” soltó Wanda antes que Wojtyla tomase el avion hacia Roma….y el la miro intensamente sin responder…..Solo Andrzej, el esposo de Wanda se atrevió a decir con calma…”Como que nombre? Juan Pablo II, naturalmente”.

Y cuando ocurrió siguieron visitándolo en familia en el Vaticano y en Castelgandolfo, junto a el espiritualmente siempre y presentes también en su despedida el 2 de abril de 2005.

La Dra Poltawska es miembro de la Pontificia Academia de Teología de Cracovia, y desde 1957 dirige el Instituto de Teología de la Familia de la misma Academia. Ha enseñado en el Instituto Juan Pablo II en la Pontificia Universidad Lateranense en los años 1981-1984. Es miembro del Pontificio Consejo para la Familia a partir de 1983 y de la Pontificia Academia Pro-Vida.

No hay comentarios:

EXPOSICION VIRTUAL

LIBROS Y EXPOSICIONES SOLIDARIAS