viernes, 25 de abril de 2008

TESTIMONIO DE SAN MAXIMILIANO KOLBE, MARTIR

El padre Maximiliano Kolbe, prisionero del campo de concentración, reivindicó, en el lugar de la muerte, el derecho a la vida de un hombre inocente, uno de los cuatro millones. Este hombre (Franciszek Gajowniczek) estubo presente el día de su canonización. El padre Kolbe reivindicó su derecho a la vida, declarando la disponibilidad de ir él mismo a la muerte en su lugar, ya que ese hombre era un padre de familia y su vida era necesaria para sus seres queridos. De este modo, el padre Maximiliano María Kolbe reafirmó así el derecho exclusivo del Creador sobre la vida del hombre inocente y dio testimonio de Cristo y del amor. Así, escribe, en efecto, el Apóstol Juan: «En esto hemos conocido la caridad: en que Él dio su vida por nosotros; y nosotros debemos dar nuestra vida por nuestros hermanos» (1 Jn 3,16).

El padre Maximiliano, al que la Iglesia venera ya como «Beato» desde 1971, al dar su vida por un hermano, se asemeja a Cristo de manera particular.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece que maximiliano es una persona muy buena pero no se dejen engañar de ese viejo aunque estoy haciendo una tarea de ese viejo no se dejen llevar por las falsas actitudes

Anónimo dijo...

les recomiendo a los que saben ingles o no ver este enlace https://www.youtube.com/watch?v=-1EsJdJz2lQ

EXPOSICION VIRTUAL

LIBROS Y EXPOSICIONES SOLIDARIAS